Cuando un producto es tan sumamente esperado, eso no significa que sea sencillo tener éxito con él. El nuevo móvil Xiaomi de este 2019 es bastante más grande. Y encima con la competencia en su propia casa. Todo lo que se está diciendo de bueno del nuevo modelo, que según dicen, está llamado a reemplazar el Xiaomi Mi A1, se ha puesto en el punto de mira. Pero vayamos por partes sobre el análisis del Xiaomi Mi A2.

Os avisamos que este artículo lo hemos seccionado en dos partes, para que no sea tan tedioso leerlo, y durante dos semanas, vais a tener una nueva entrega.

El nuevo móvil de gama media de la marca Xiaomi entró sin dejar indiferente a nadie dentro del mercado internacional. PAra quienes no lo sepan, se creó un evento para los fans y, lógicamente, de la mano del Xiaomi Mi A2 Lite. En realidad, era una alternativa más básica, más sencilla y económica. Dicho esto, hablando en esta línea de Xiaomi que amplía los Redmi X casi clonándolos con Android One. En esta ocasión, sin MIUI, renovado por dentro, pero con un cambio notable por fuera. Y no solo eso. Ofreciendo, supuestamente, lo mismo que tantos otros por un precio inferior. Pero ¡¡ojo!!, sin renunciar a la inteligencia artificial ni a la doble cámara. Entonces la pregunta es obligada ¿será el nuevo Xiaomi Mi A2 el móvil superventas de esta temporada?

Ficha técnica Xiaomi Mi A2

Xiaomi Mi A2

Foto: Xataca

 

Diseño del Xiaomi Mi A2

Ya hemos podido ver que la familia Mi A se amplía. Teniendo en cuenta que las líneas de diseño han variado. No mucho, claro está, pero lo suficiente para que haya algunas diferencias notorias conservando algunas de sus características típicas de la marca. La esencia se mantiene hasta cierto punto con el estilo. Y algo que han mantenido es el lector de huellas, mimetizado en el centro de la trasera.

Xiaomi Mi A2
Una de las cosas que detectamos, es que los laterales caen sobre los extremos superior e inferior de la espalda del Xiaomi Mi A2. Muy parecido al Xiaomi Mi A1. La joroba se pone en vertical, como la del Xiaomi Mi 8. Algo parecido como lo tiene el iPhone X. Ciertamente el nuevo Mi A2 es bastante fino. Llega a los 7,3 milímetros, debido a las cámaras. De esta forma queda igualado al Mi A1. La curvatura de los bordes hace que el agarre sea cómodo.

Notch o no notch

Uno de los cambios que más podrían destacar, es en el frontal. El Xiaomi Mi A2 no tiene notch como lo tiene el Xiaomi Mi A2 Lite. Pero sí que podemos observar una disminución de los marcos. Además de una curvatura de las esquinas.

Esto conlleva que el aprovechamiento de la pantalla sea superior. Ojo aquí, que pasa de un 70,1% a un 77,4%. Definitivamente, aprovecha algo más la superficie con un panel que también evoluciona.

Este aprovechamiento, en la práctica siempre tiene más que ver cómo organizamos las interfaces y el software. Sin duda es de agradecer que a los frontales en gama media tengan marcos reducidos. Al fin y al cabo, la tecnología también depende de la experiencia de usuario, y esto es algo que prima en este nuevo modelo.

Donde también encontramos cambios es en los bordes. En ambos casos, en el superior e inferior. Se han cargado el jack de 3,5 milímetros y lo han sustituido por una base simétrica (vertical) con las hendiduras cuádruples. En este caso, para el altavoz y el micrófono. Una a cada lado del USB tipo C. Pero es que además, en la parte superior, los sensores quedan a un lado y no en el centro, como ocurría con el Mi A1.

Tengamos presente también el chasis metálico. Sin cristales traseros que dificulten dicha experiencia, y además sin superficies reflectantes. Ese material que hereda de la la familia, está en este metal con acabado mate que, recordemos, no actúa como imán de huellas. Pero es que además, no resbala. ¡¡Pero!! Lógicamente tenían que existir los peros, hay que renunciar a la carga inalámbrica.

Xiaomi Mi A2

Pantalla FullHD+

Una de las características que beneficia a los amantes de esta marca, y dentro de la evolución del A2, es la pantalla. Se trata de un panel IPS de 5,99 pulgadas y resolución de 1.080 x 2.160 píxeles. Así que los chinos han incluido un plus a este nivel para la iteración del usuario.

Hablamos ya de un FullHD+. Es decir, en este caso a 403 píxeles por pulgada. Aunque es una resolución que no resulta exigente a la hora de pensar en el nivel de consumo energético o de los propios recursos. Lo que permite que haya una mayor calidad en las pantallas de móviles de gama media como es el caso del Xiaomi Mi A2.

Xiaomi Mi A2

Hemos observado que los blancos tienden a quedar algo fríos. Esto es algo que no mola mucho, la verdad sea dicho. Así que podríamos decir que es algo negativo, dentro de lo tantísimo bueno que tiene esta evolución del dispositivo. El sistema de Google es más bien escueto en cuanto a las opciones de personalización para la pantalla. Y curiosamente (aunque parezca raro), no podemos adecuar temperatura, contraste y saturación como permite MIUI en cierto grado.

Brillo de la pantalla

El brillo es uno de los aspectos que más mejora en esta nueva versión. Hay que decir que la experiencia de usuario es muy buena en interiores. Y cuando hablamos de entornos con iluminación baja, también se defiende satisfactoriamente bien. Aunque el ajuste de brillo automático no funciona como nos gustaría. Cuando tenemos que hacer uso de los reajustes en los cambio de situación lumínica, tarda varios segundos en centrarse.

No ocurre siempre, también hay que decirlo. Y suele ocurrir si pasamos de una escena muy iluminada a una con menos iluminación. Pero imaginamos que probablemente se podrá corregir a través del software.

El tema del contraste, la verdad es que no hay queja alguna. Así como los colores de forma automática. Es probable que los más exigentes, encuentren que les falta un grado de saturación más intensa. Obvio que esto será siempre que se venga de una pantalla AMOLED o de menos si se viene de una IPS.

Algo reducido en en cuanto a los ángulos de visión. Es decir, que si inclinas un poco vertical u horizontal el móvil, entonces tienes presente una pérdida de brillo debido a la perspectiva. Pero admitámoslo, no es un gran problema, teniendo en cuenta que el ser humano, por naturaleza, o de forma habitual, nunca nos inclinamos exageradamente. Además, la visualización sigue siendo buena.

Xiaomi Mi A2

Sensibilidad táctil del Xiaomi Mi A2

Estamos muy satisfechos con el nivel de sensibilidad táctil del Mi A2. Muchos pensarán que por el grosor del cristal superior tienen la sensación de que el panel está demasiado alejado de nuestra yema de los dedos.

Lo que sí se echa de menos en este modelo y marca, es el desbloquear la pantalla con doble toque. En el sentido de pasar de la pantalla oscura al escritorio del móvil. Pero también añoramos la activación de pantalla ambiente o pantalla bloqueada cuando cogemos el terminal y lo levantamos. Podemos vivir sin ello, pero puestos a hablar de comodidad y de experiencia de usuario, lo comentamos.

La pantalla ambiente no tiene novedades en este nuevo dispositivo. Tiene la interfaz básica, sin las opciones de personalización de capas como Samsung Experience. Claro, teníamos que mencionar Samsung al referirnos a la experiencia de usuario. Y gestión de la privacidad de las notificaciones, es otro punto destacable que echamos en falta. Pero la verdad, es que es un móvil que no deja indiferente.

La semana que viene os entregaremos la segunda parte de esta reseña. Esperamos que os haya resultado interesante y útil para aquellos que no saben si decidirse por el Xiaomi Mi A2 u otro smartphone.

 

Xiaomi Mi A2. Qué debes saber – Parte 1
5 (100%) 1 voto