¿Qué se debe tener en cuenta al comprar un portátil?

En esta guía, te explicaremos detalladamente todo lo que debes tener en cuenta al comprar un portátil. Desde el procesador, la RAM, la pantalla hasta la batería, cada elemento es importante y tiene un impacto en tu experiencia de uso. Sigue leyendo para descubrir qué características debes considerar para satisfacer tus necesidades tanto para trabajar, jugar o diseñar y editar contenido.

Redactado por Camila Sabio Actualizado: 24/07/2023
¿Qué se debe tener en cuenta al comprar un portátil?
0 2026

Por qué es importante un Procesador

El procesador es el cerebro de tu portátil y es esencial tener un buen rendimiento en todas las actividades, pues este determina su capacidad para realizar diferentes tareas. A continuación te enseñaré la importancia en diferentes situaciones que utilizas y necesitas del funcionamiento de este componente:

  • Para trabajar: Un procesador potente es clave para realizar tareas exigentes en tu portátil, como ejecutar programas de oficina, navegar por internet y realizar tareas multitarea. Si tu caso es de oficina y no requieres ejecutar aplicaciones de alto consumo, un procesador de baja frecuencia funcionará.

  • Para Jugar: Si eres un apasionado de los videojuegos, necesitarás un procesador de alto rendimiento para ejecutar juegos modernos de manera fluida. Estos suelen requerir un procesador potente para procesar gráficos y física en tiempo real. Un procesador de gama alta garantizará una experiencia de juego sin problemas.

  • Para diseñar o editar: En el campo del diseño gráfico y la edición de video, la velocidad de renderizado y procesamiento es esencial. Un procesador rápido te permitirá trabajar de manera eficiente y reducir el tiempo de espera al renderizar imágenes o videos. Además, un procesador con múltiples núcleos es especialmente útil para acelerar tareas de renderizado y edición.

Por qué debes tener una Memoria RAM

La memoria RAM es otro componente necesario para el rendimiento de tu portátil. Como lo hicimos anteriormente te daré a conocer la importancia en diferentes situaciones:

  • Trabajo: Para tareas de oficina o navegación web, 8 GB de RAM suelen ser suficientes, pero si utilizas aplicaciones más exigentes, como programas de diseño o edición de video, es recomendable contar con 16 GB o más. Una cantidad adecuada de memoria RAM te permitirá realizar múltiples tareas sin ralentizar tu sistema. Podrás tener abiertas varias aplicaciones y archivos al mismo tiempo sin problemas de rendimiento.

  • Juegos: Los juegos modernos utilizan una cantidad significativa de memoria RAM. Cuanta más memoria RAM tengas, mejor será la capacidad de tu portátil para almacenar y acceder a los datos del juego, lo que se traduce en un rendimiento más fluido y menos ralentizaciones. Para juegos actuales, se recomienda tener al menos 16 GB de RAM.

  • Diseño o Edición: El diseño gráfico y la edición de video requieren una gran cantidad de memoria RAM para manejar archivos pesados y ejecutar aplicaciones exigentes. Cuanta más RAM tengas, más rápido será el rendimiento al editar imágenes de alta resolución o videos en calidad 4K. Para estos casos, se recomienda tener al menos 16 GB de RAM, pero si trabajas con proyectos muy grandes, 32 GB o más serán ideales.

La importancia de una tarjeta gráfica para un portátil

La tarjeta gráfica es esencial para el rendimiento visual de tu portátil, es responsable de procesar y mostrar las imágenes en la pantalla de tu portátil. Veamos su importancia en diferentes casos de uso:

  • Para trabajar: Si no necesitas trabajar con aplicaciones o programas gráficamente exigentes, una tarjeta gráfica integrada será suficiente.

  • Para Jugar: Si eres un jugador ávido, necesitarás una tarjeta gráfica potente para disfrutar de juegos modernos con configuraciones gráficas altas y una experiencia visual inmersiva. Busca una tarjeta gráfica de gama alta que se ajuste a tu presupuesto para disfrutar de los juegos en todo su esplendor.

  • Para diseñar o editar: Requieren una tarjeta gráfica capaz de manejar tareas intensivas de renderizado y procesamiento de imágenes. Una tarjeta gráfica dedicada acelerará estas tareas y permitirá una visualización precisa de los colores y detalles en tu trabajo. Esto es especialmente importante al trabajar con archivos de alta resolución y contenido 3D.