Principales diferencias entre un disco duro SATA, SAS o un disco duro SSD

Si estás pensando en comprarte un ordenador y has consultado con algún amigo algo más familiarizado con el mundo de la informática para que te asesore y acertar con la compra, seguro que uno de los puntos que más te habrá destacado será el disco duro. Y es que el disco duro es sin duda uno de los elementos más importantes de un ordenador, por ello merece la pena aumentar la exigencia y hacerte con uno que pueda ofrecerte el mejor rendimiento.

Miguel Russo | Fundador, CEO
03/02/2020 | Actualizado: 28/01/2021 03/02/2020
5 | 1 1 valoraciones
8575
Compartir:

Si has investigado un poco ya te habrás dado cuenta que existen diferentes tipos de discos duros baratos, entre los que destacan los discos SATA, SAS y SSD. Aunque desde fuera puedan parecer idénticos, lo cierto es que tienen muchas más diferencias de las que parecer, a continuación te las contamos todas.

Disco duro SATA 

Los discos duros SATA destacan por ser los más utilizados actualmente. Unos discos que no necesitan ir conectados a zócalos IDE, por lo que están libres de las limitaciones que proporciona este sistema. Funcionan conectados directamente a un puerto SATA de forma totalmente independiente, pudiendo determinar desde la propia BIOS el disco de inicio del sistema.

La cantidad total de conectores SATA en una misma placa base dependerá principalmente de la propia capacidad del chipset, aunque por lo general lo más habitual es que cada una cuente con 4 0 6 puertos SATA.

Están libres de las clásicas fajas de 80 hilos, y en cambio utilizan cables planos de 7 hilos, más estrechos y que están preparados para refrigerar el sistema de una forma más eficaz y poder disfrutar de una longitud mayor de los cables.

Disco duro SAS 

Por otro lado están los discos duros SAS, son electromecánicos y tiene la capacidad de almacenar importantes cantidades de información a una velocidad realmente elevada, gracias principalmente a los pequeños electroimanes que llevan instalados.

Aquí los discos están situados sobre un eje que gira a una gran velocidad, mientras que el interior está diseñado de tal forma que se encuentra completamente libre tanto de aire como de polvo. Está encendido en todo momento mientras el ordenador esté conectado, y de esta manera se evita la pérdida de datos al sufrir cualquier tipo de golpe.

Disco duro SSD 

Los discos duros SSD están libres de partes móviles, lo que les permite reducir enormemente sus tiempos de acceso, siendo hasta diez veces más rápidos que los convencionales. Además al no tener partes mecánicas se muestran mucho más sólidos, desprenden una menor cantidad de calor y son mucho más silenciosos que el resto.

Por lo general los discos SSD tienen un acceso muy superior al del resto, con unos tiempos de respuesta mucho más rápidos y que mejoran enormemente la experiencia de los usuarios.

La elección del disco duro dependerá principalmente del uso que tengas pensado darle a tu ordenador. Los discos SSD se muestran como los más eficaces y los que cuentan con unas prestaciones más elevadas, pero también los más caros, por lo que posiblemente si no vas a sacarle todo el partido quizás te venga mejor hacerte con un disco SATA, más económicos y realmente fiables.

1 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad

Información destinada a Info Computer para poder ser utilizados. Puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación o eliminación de dichos datos escribiendo a contacto@info-computer.com. Aquí puede ver más información sobre nuestra política de datos.

Julio Berrocal
2020-07-23 15:05:49

Gracias, por compartir conocimietos, pues yo compré una camputadora que tenía el disco duro de 1,000 GB, y yo estaba llamado al vendedor, qué tenía que hacer para subir esa capacidad a 1TB, jajajaa….. ahora ya sé cómo es el demonio por dentro. GRACIAS