En el mercado existe una gran variedad de procesadores para ordenador con una serie de características diferentes que se ajustarán a una serie de necesidades. Pero a la hora de escoger un procesador debes tener diferentes aspectos en cuenta, y es que no todos los procesadores son compatibles con las placas madres de un ordenador.

Para saber si un procesador es compatible con una placa madre, debes prestar atención al chipset que lleva insertado cada placa y a la versión del BIOS. Es posible que esto te suene a chino, pero qué no cunda el pánico, y es que las placas base por lo general vienen acompañadas de un manual de instrucciones en el que se informa de los modelos de procesadores que son compatibles con ellas.

Si por cualquier cosa hubieras perdido el manual de instrucciones, normalmente los fabricantes suelen incluir este tipo de información en sus páginas webs oficiales con el objetivo de facilitar el acceso a la información por parte de los usuarios. Y si esta información no estuviese disponible, también puedes acceder a ella a través del programa CPU-Z, que te ofrecerá todo tipo de información acerca de tu equipo, incluyendo información sobre la placa base y los procesadores compatibles. El CPU-Z lo puedes descargar online de forma totalmente gratuita.


Podría interesarte también: 

  1. El Mejor y mas barato ordenador portátil i5 en 2018

  2. Intel Core i9 El mejor ordenador gaming en 2018

  3. ¿Que portatil i7 puedes comprar en 2018?


Pasos para conocer la compatibilidad entre el procesador y la placa madre

Compruébalo tú mismo

placa-base

Si te atreves a comprobar tú mismo la compatibilidad entre el procesador y la placa madre de tu ordenador, necesitarás contar con el manual de instrucciones de la placa, un destornillador de estrella en la mayoría de casos y una linterna para facilitar la visión.

Antes de nada, coge el manual de instrucciones de la placa y busca la lista de especificaciones, en la que debería aparecer el tipo de procesadores compatibles con la placa madre de cada ordenador.

El siguiente paso será abrir la caja del ordenador, pero antes apaga el ordenador y desconéctalo de la corriente. Desatornilla y retira la caja, y con ayuda de una linterna trata de acceder a la placa con el objetivo de conocer el número de fabricante así como el modelo de placa, ya que con ellos no deberías tener ningún problema a la hora de obtener cualquier detalle sobre los procesadores compatibles.

Con esa información, accede a la página web del fabricante y trata de conocer los diferentes procesadores que se muestran compatibles para tu ordenador. Si aun así tienes cualquier duda y quieres optar por lo fácil, ponte en contacto con el soporte técnico de tu placa base para que te faciliten toda la información que necesitas saber.

CPU-Z 

CPU-Z

La otra manera de saber si un procesador en concreto es compatible con tu placa base, es a través del programa CPU-Z, del que ya hemos hablado anteriormente. Es muy sencillo y resulta totalmente gratuito.

Lo primero es descargarlo, instalarlo en tu ordenador y abrirlo, accediendo directamente a la pestaña “Mainboard”, donde podrás conocer tanto la marca como el modelo de la placa. Lo siguiente será verificar los procesadores que son compatibles con tu motherboard, y para ello lo más eficaz es hacerlo a través de la página del fabricante del equipo, o a través de páginas especializadas en informática. Una vez allí, trata de acceder a las especificaciones técnicas de la placa madre.

¿Cómo saber si un procesador es compatible con la placa madre de tu ordenador?
2.3 (45.71%) 42 votos