¿Cómo construir un ordenador pieza a pieza? Te contamos todos los pasos que debes seguir

Cada vez son más las personas que prefieren optar por construir un ordenador pieza a pieza ellas mismas, y es que los beneficios que ofrece son innumerables. Es posible que tú también hayas valorado seriamente esta posibilidad, pero finalmente la hayas descartado al pensar que no serías capaz de llevarla a cabo.

Miguel Russo | Fundador, CEO
23/02/2020 | Actualizado: 28/01/2021 23/02/2020
0 | 0 0 valoraciones
10164
Compartir:

Desde Infocomputer te adelantamos que aunque a primera vista construir un ordenador pieza a pieza pueda parecer casi una obra titánica, realmente es mucho más sencillo de lo que parece en un primer momento. Tan solo deberás tener a mano todas las piezas necesarias, y en unos pocos pasos podrás construir el ordenador y hacer que funcione a la perfección.

Y es que construir tu propio ordenador tiene múltiples ventajas: puedes controlar todos los aspectos de hardware, puedes escoger los detalles y capacidades de procesamiento y gráficos. También podrás dar tus toques personales en cuanto a las capacidades de diseño y de refrigeración del PC.

¿Quieres disponer de un ordenador con un hardware increíble?, ¿deseas un PC hecho a medida capaz de reproducir a la perfección tus juegos favoritos? Construyendo tu propio ordenador pieza a pieza a componente te será posible, ya que podrás personalizarlo en función de tus gustos y necesidades. Si estás ya dispuesto a construir un PC paso a paso, presta atención y toma nota de los pasos a seguir.

Antes de comprar…

Antes de comprar es importante que prestes atención al tipo de componentes que necesitarás. Ten en cuenta que no todas son compatibles entre sí, sobre todo los procesadores con las placas base. Deberás seleccionar en particular la fuente de alimentación adecuada, ya que una inapropiada podrá sobrecargarse con una subida de tensión. También necesitarás una tarjeta gráfica que pueda conectarse a la fuente de alimentación a través de los conectores de uno o más de seis u ocho pines.

Asegúrate de comprar el cableado adicional que puedas necesitar, tales como cables SATA para que puedas conectar las unidades de almacenamiento y la tarjeta gráfica a la placa base. Es conveniente adquirir un tubo térmico de calidad para los ventiladores. Considera si vas a montar una unidad de disco para proveerte de él.

Y un aspecto muy importante que en muchas ocasiones se pasa de largo, es comprobar el tamaño y las dimensiones de las piezas para asegurarte que encajaran a la perfección con las medidas de la carcasa del ordenador.

Preparar la placa base

Asegúrate de que el procesador y zócalo estén bien limpios antes de instalarlos. Después instala la memoria RAM en las ranuras de la memoria, teniendo en cuenta que cada fabricante asignará unas ranuras diferentes dependiendo de si esta es dual, cuadrante o de triple canal. Te recomendamos que sigas las instrucciones del fabricante tal y como se indican según sea el caso.

Instalar el ventilador del CPU

Normalmente, la mayoría de ventiladores tienen su propia pasta térmica para ser aplicada durante el montaje, si no es así, tendrás que adquirirla a parte. No tienes que aplicar demasiada pasta térmica, ya que podría tener problemas de calentamiento. Te recomendamos que coloques el refrigerador en la parte superior o trasera de la caja para la correcta aireación.

Los tamaños de ventiladores más comunes están en la gama de 70mm a 140mm, pero hay ventiladores de hasta 230mm que cada vez son más populares. Los que tienen un diámetro de 120 mm son los más comunes que se instalan. Deberás mantener una presión positiva dentro de la caja y seguir las instrucciones que se indican por el fabricante.

Instalar la fuente de alimentación

No debes preocuparte si compras una fuente de alimentación demasiado potente, ya que puede haber actualizaciones de componentes del ordenador en un futuro. Eso sí, debes tener en cuenta si se va a instalar una tarjeta más potente para escoger una fuente de alimentación que soporte esa potencia.

Tendrás que conectar los cables de alimentación internos para el resto del equipo. Conecta el conector de alimentación de 24 pines a la placa base, y luego la CPU 4 o de 8 pines. Después conecta las unidades, los SSD y los discos duros ópticos, y por último tapa cualquier conector necesario de alimentación PCI-E a la tarjeta gráfica y comprueba todos los enchufes.

Instalar una CPU Intel o AMD

La unidad central de procesamiento debe ser escogida con atención. Se debe tener en cuenta cuales son los objetivos de tu ordenador y cuál es tu presupuesto, para optar por una u otra. Puede ir desde un Core i7-5820K de Intel hasta un AMD Athlon X4 de 860k.

Para instalarla, saca la placa base y libera la pequeña palanca metálica que sostiene el soporte de retención de la CPU para después insertar el chip. Baja el soporte de retención de nuevo en su lugar, y antes de utilizar la palanca de metal para bloquear la CPU en su lugar, desliza la muesca colocada en el extremo del soporte, el cual se sitúa alrededor del único tornillo en la base de la toma de corriente.

Instalar la nueva memoria

La mayoría de los PC utilizan memoria DDR3, pero se puede utilizar una más anterior. Hay que tener en cuenta la velocidad de la RAM al adquirir la nueva memoria.

Para instalarla, comprueba que la muesca en el borde inferior de la RAM coincida con el aumento de la ranura de memoria. Mover las palancas de retención de plástico para bloquear los nuevos módulos de memoria.

Instalar la tarjeta gráfica

Para jugar, ver videos o escuchar música, necesitarás tener una tarjeta gráfica instalada en el ordenador. Para ello, los conectores más comunes son de 6 pines y 8 pines PCI-E.

Deberás contar con una nueva tarjeta gráfica, además del equipo y el destornillador adecuado. Instálala en la ranura x16 abierta y asegúrate que esté libre de obstrucciones PCI-E. Inserta la tarjeta en la ranura y haz presión hacia abajo el bloqueo de plástico en el extremo de la ranura PCI-E.

Utiliza un tornillo para asegurar el soporte de retención de metal de la tarjeta gráfica. Instala después los conectores de alimentación adicionales, que seguro harán falta. Asegúrate que las conexiones con la fuente de alimentación están bien conectadas y ajustadas.

Instalar el disco duro

Las unidades de disco duro suelen ponerse normalmente en la parte delantera inferior, cerca de los ventiladores de admisión y lejos de otros componentes. Las unidades suelen ser montadas perpendiculares a la parte inferior del chasis, mientras que las unidades montadas en jaulas, por lo general, se ponen en paralelo a la parte inferior de la caja, mediante la fijación de 4 tornillos.

La mayoría utilizan la interfaz SATA, los cuales tienen cables simples con la forma adecuada para encajar en el conector de la unidad y la placa base. Conecta un extremo del cable SATA a la unidad y otro al puerto SATA situado en la placa base.

Preparar el disco duro para su uso

Para preparar el disco duro, enciende el sistema y entra en el BIOS / UEFI presionando las teclas F2 DEL justo después de encender el sistema. Se mostrará el siguiente mensaje: «Pulse DEL para entrar en la configuración». Consultar el manual de tu placa base para obtener la clave.

En el BIOS, ves al menú de Configuración del sistema estándar SATA para ver todas las unidades instaladas en el sistema. Si todos los controladores de la unidad están activados y la unidad está conectada correctamente debe aparecer en el BIOS. Ajustar los cables si no es así.

Para confirmar que Windows reconoce la unidad, abre el Administrador de dispositivos. Comprueba si la unidad está conectada en la sección Unidades de disco. Por último, formatea la unidad. ¿Ves como no ha sido tan difícil?

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad

Información destinada a Info Computer para poder ser utilizados. Puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación o eliminación de dichos datos escribiendo a contacto@info-computer.com. Aquí puede ver más información sobre nuestra política de datos.