¿Qué raton inalambrico me recomiendan?

Dentro del apasionante mundo de la informática el cursor resulta muy importante. Ya que con él se seleccionan los ficheros a tratar.

Miguel Russo | Fundador, CEO
24/02/2020 | Actualizado: 02/02/2021 24/02/2020
0 | 0 0 valoraciones
2663
Compartir:

Dando pie adicionalmente a que tengan lugar innumerables acciones. Hacer scroll en las páginas web, alternar entre varias ventanas, seleccionar los campos de texto en los que escribir posteriormente con el teclado, etcétera. Para todo ello se necesita un ratón. El cual ha evolucionado conforme los años han ido pasando, hasta llegar al ratón inalámbrico.

A fecha de hoy, dicho periférico no solo es más ergonómico, sino que a su vez también goza de una mayor practicidad en su versión sin cable. El ratón inalámbrico es un elemento imprescindible. Sean cuales sean las operaciones informáticas a llevar a cabo. Otorgando una mayor agilidad en todos los movimientos efectuados. 

La tecnología del ratón inalámbrico

El surgimiento de los primeros ratones sin cable fue celebrado por toda la comunidad informática. Aunque debido a las limitaciones de las ondas FM con las que trataban dichos periféricos, su uso no era del todo óptimo en aquel momento. Todo cambió a raíz de la implementación de una nueva tecnología conocida bajo el nombre de Bluetooth.

En la actualidad basta simplemente con conectar el pequeño receptor en cualquiera de los puertos USB del ordenador tanto portátil como de sobremesa. De esta manera el equipo pasa a ser capaz de interpretar cada movimiento, clic y acción en general que realiza el usuario con su respectivo ratón inalámbrico.

Prácticamente el cien por cien de ratones sin cable que se venden en los tiempos que corren le sacan partido al Bluetooth. Que presume de una exquisita estabilidad. Así como de un tiempo de respuesta óptimo que evita la sensación de ‘lag’. Así pues, ¿cómo se distinguen los ratones inalámbricos en lo que a los aspectos técnicos hace referencia? Básicamente en base a otra tecnología que emplean: láser u óptica.

En términos económicos, la última mencionada es inmejorable. Ya que ofrece al consumidor la posibilidad de hacerse con un ratón inalámbrico muy barato. Sin embargo, al compararla con la de láser se hace evidente una menor precisión. Así pues, podría decirse que los ratones sin cable de tipo óptico son ideales para el usuario medio. Por su parte, el láser es idóneo para el público que utilizará el citado periférico con fines profesionales.

Características importantes del ratón inalámbrico

Continuando con los aspectos técnicos debe ser sacado a colación un factor de suma importancia: la autonomía. Al ser ratones sin cable requieren una batería o pilas para funcionar correctamente. Resultando un engorro tener que sustituirlas o cargar la unidad cada pocos días. Por el contrario, aquellos modelos que presentan una buena autonomía llegan a ofrecer una duración de bastantes meses incluso utilizándolos diariamente.


En este sentido debe ser mencionado el hecho de que presumir de determinadas funciones visuales. Como las luces LED tan comunes especialmente en cualquier tipo de ratón inalámbrico para gamers puede acortar de manera considerable la autonomía tanto de las pilas como de la batería.

A nivel físico, una característica relevante se resume en la disposición de ciertos botones. Todo ratón suele contar con los clásicos botones para hacer clic izquierdo y derecho. A diferencia del tradicional scroll. Pero ciertas unidades van más allá, implementando otras funciones que resultan verdaderamente útiles.

Un buen ejemplo reside en el ratón inalámbrico con botón de DPI. De esta manera basta un simple gesto con el dedo para alternar entre varias opciones de sensibilidad. Agradeciéndolo enormemente aquellos usuarios que tan pronto se encuentran realizando tareas ofimáticas como disfrutando de un adictivo shooter en primera persona.

Dejando atrás los aspectos relacionados con la tecnología entra en juego un factor clave. El de la ergonomía. Y es que por muy avanzado técnicamente que sea un ratón sin cable, acaba cayendo en el olvido si lleva al usuario a sufrir un inevitable cansancio al utilizarlo prolongadamente.

Evitar que ello suceda no es complicado. Siendo trascendente la forma del ratón para que la mano tenga la posibilidad de obtener el oportuno descanso encima del mismo. Incluso cuando está siendo utilizado. Además, no es aconsejable decantarse por aquellos ratones cuya disposición de botones acarrea efectuar movimientos forzados con los dedos. Dando pie al cabo de pocos minutos a un incómodo tedio en las extremidades.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad

Información destinada a Info Computer para poder ser utilizados. Puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación o eliminación de dichos datos escribiendo a contacto@info-computer.com. Aquí puede ver más información sobre nuestra política de datos.